Arizona IWW Calendar
    July 2023
    M T W T F S S
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
    31  
    Saturday, May 18
    A publication of the Industrial Workers of the World union in Arizona and Sonora
    Una publicación del sindicato de les Trabajadores Industriales del Mundo en Arizona y Sonora

    por: J. Pierce

    Juneteenth es una festividad llena de exuberancia y orgullo, una celebración de la vida y la cultura afroamericana. Pero como pasa a ser un feriado federal, ¿será cooptado Juneteenth por la América blanca, patrocinada por Wells Fargo y la Patrulla Fronteriza? ¿O los estadounidenses de todos los orígenes comenzarán a celebrar la resistencia a la esclavitud y la destrucción del maligno cáncer del racismo? A medida que se expande, Juneteenth podría adquirir nuevos significados que nunca podríamos haber imaginado, podría ser una grieta en la presa: sería el presagio de una nueva era en la historia estadounidense.

    Juneteenth en Arizona

    Según algunos sitios de web en Arizona, los afroamericanos han estado celebrando el Juneteenth en Phoenix, por ejemplo, al menos desde 1911. Los pequeños eventos del Juneteenth se organizaban típicamente a través de iglesias Negras tanto en Phoenix como en Tucson en las décadas de 1910 y 1930, y se revivieron nuevamente a fines de la década de 1960. Como muchos arizonenses de ascendencia africana eran originarios de Texas, la tradición de Juneteenth llegó con ellos al Estado del Cobre.

    Vernell Myers Coleman, defensora de toda la vida de las personas mayores, los residentes de bajos ingresos y la comunidad negra en Phoenix.

    Vernell Myers Coleman, originaria de Henderson, Texas, jugó un papel decisivo en el renacimiento de Juneteenth en Phoenix. Una activista comunitaria de mucho tiempo, quien, dicho sea de paso, lideró una exitosa huelga de alquileres en 1970 en el proyecto de vivienda de Mathew Henson, había asistido a una celebración de Juneteenth en la iglesia First Colored Baptist en 1938. Cincuenta años y décadas de activismo más tarde, inició un festival de Juneteenth en 1968 celebrada en la escuela primaria Paul Laurence Dunbar en el Sur de Phoenix.

    Al mudarse de Burleson, Texas, Anna y su esposo J.C. Clemons, partidario de los derechos laborales y presidente del Club de Derechos Civiles en Tucson, anunciaron su evento el 19 de junio de 1910 como la “Celebración de emancipación más grande en la historia de Occidente”. Celebrando su reunión popular a lo largo de las orillas del Rillito, los Clemons afirmaron que, “siempre encontrará a los hombres de color del condado de Pima justo en las primeras filas del progreso y la empresa”. Juneteenth fue restablecido en Tucson en 1970 por los residentes del vecindario A Mountain.

    Para obtener algunas perspectivas sobre Juneteenth, tuve la suerte de hablar con Ahmad Daniels, un activista, un “luchador por la libertad las 24/7”, en el movimiento de Liberación Negra desde sus años de juventud en el Cuerpo de Marines de EEUU. También ha sido mentor para algunos de nosotros en el IWW de Phoenix. Ahmad habla de Juneteenth como una ocasión tanto de “luto como de celebración”. Dado que la historia de la esclavitud y la emancipación afecta a todos, dice que Juneteenth es algo que todos podemos “venerar”.

    “A Estados Unidos le encanta contar una historia falsa de sí mismo”, dice Ahmad. “Está perpetuando constantemente la mentira de un país grande y noble, una historia saneada. Se ganó mucho con el fin de la Guerra Civil y la Reconstrucción. Los afroamericanos progresaron mucho en todas las áreas de la vida y esperaban un día más brillante. Pero de inmediato, los blancos intentaron revertir todas las ganancias obtenidas durante esos años”.

    Ahmad dice que cuando una persona comienza a estudiar lo que realmente sucedió: la brutalidad de la esclavitud; la crónica de la resistencia negra; la amargura de los blancos contra cualquier intento de progreso; la violencia generalizada empleada durante y después de la Reconstrucción – después de aprender todo esto, una persona tiene que “tirar todo lo que aprendió en la escuela. Tiene que tirar todo lo que le enseñó su papi y su mami. Pero hay algunas personas, aquellos que miran Fox News día tras día, esas personas podrían elegir vivir en esa burbuja”.

    “Veo a los Afroamericanos como parteras de Estados Unidos, ayudando al nacimiento de una nueva libertad. Pero cada vez que existe la posibilidad de un nuevo nacimiento de la libertad, una nueva era para Estados Unidos, como durante la Reconstrucción, la supremacía blanca se las arregla para conseguir una soga alrededor del cuello del bebé y estrangularlo antes de que pueda vivir y crecer”.

    Para Ahmad, Juneteenth es una oportunidad de seguir luchando y cambiando el mundo que nos rodea: “Dr. King preguntó: ¿Somos un termómetro, simplemente indicando la temperatura, ‘registrando las ideas y principios de la opinión popular’ y ajustando nuestro comportamiento en consecuencia? O ¿Somos un termostato que cambia la temperatura, un mecanismo para ‘transformar las costumbres de la sociedad’? Dr. King dijo que deberíamos ser lo último y no lo primero”.

    En términos de una metáfora visual de Juneteenth, dice Ahmad: “Nos veo cincelando un gran bloque de piedra, las astillas salen volando en todas las direcciones. Siempre estamos cincelando, haciendo un progreso lento y constante”. Nos advierte que recordemos que “Juneteenth es más que un acontecimiento de un día; es un reconocimiento de que la lucha por la liberación de los negros continúa. Las lecciones aprendidas con respecto a Juneteenth son un recordatorio de que la victoria puede ganarse y se ganará”.

    La historia estadounidense es en sí misma un lugar de lucha

    Para Ahmad Daniels, la historia no es algo que está estancado en el pasado. Es una lucha viva en el aquí y ahora. Da el ejemplo de la prisión de Angola en Luisiana. Su nombre propio es Penitenciaría del Estado de Luisiana pero el apodo de “Angola” proviene de la antigua plantación que había allí mismo en ese terreno. El nombre de la plantación, por supuesto, proviene del país africano donde se robaron muchos esclavos. “Angola es la prisión de máxima seguridad más grande de los Estados Unidos, más grande que el tamaño de Manhattan. La población carcelaria es 76% negra, y ahí están, trabajando en una plantación moderna. Es esclavitud con otro nombre”.

    Mural en apoyo y recuerdo de los 3 Panteras Negras de Angola, que estuvieron recluidos durante décadas en confinamiento solitario en la prisión de Angola.

    Ahmad se encuentra entre los muchos luchadores por la libertad que emplean la historia como herramienta para vigorizar la lucha en curso. El Proyecto 1619 de Nikole Hannah-Jones; el Museo Nacional de Historia y Cultura Afroamericana en Washington, D.C.; el cambio de nombre de Fort Bragg en NC a Fort Liberty y la eliminación de vestigios de los Estatos Confederados como banderas, estatuas, nombres de calles, nombres de escuelas, etc. (saludos a Take ‘Em Down NOLA); e incontables otros esfuerzos, todos estos son expresiones actuales de un impulso mucho más antiguo de decir la verdad sobre el pasado de Estados Unidos. Este anhelo por la historia completa solo ahora está llegando a las portadas. Sin embargo, para citar solo dos ejemplos, Reconstrucción negra en America por W.E.B. Du Bois y Los Jacobinos negros por C.L.R. James, sobre la revolución haitiana, se publicaron en 1935 y 1938 respectivamente y aún se mantienen como triunfos de una realidad abrasadora. Estas obras maestras ayudaron a arrancar la verdad del abismo; rescatar la historia del racismo y la resistencia del maremoto de narraciones cínicas y falsas sobre la era de la esclavitud, inventadas durante y después de la Reconstrucción por historiadores blancos, simpatizantes de los Confederados, maestros de escuela racistas y todas las clases de estadounidenses que no tenían sentido de la vergüenza.

    Los estatutos de Monument Avenue en Richmond, Virginia, son un símbolo perfecto de los tiempos cambiantes. Apenas era concebible hace solo unos años que estos colosales tributos a la supremacía blanca alguna vez serían derribados. A medida que el levantamiento masivo contra la opresión policial en torno al asesinato de George Floyd se apoderó de ciudad tras ciudad en 2020, la comunidad negra de Richmond tomó ‘acciones directas’ para desfigurar y ocupar la estatua de Robert E. Lee. A través de una ocupación de 24/7 y grafiti fuera de este mundo, la determinación de la comunidad obligó a la ciudad de Richmond y al estado de Virginia a despojar al viejo Lee de su comisión y ordenar la remoción del General, su caballo y su enorme pedestal. Decenas, si no cientos, de monumentos más pequeños y accesibles a la supremacía blanca fueron y han sido derribados por ciudadanos de todo el país durante y desde el levantamiento de 2020.

    La estatua de Lee finalmente fue derribada en 2021-2022, pero no antes de que FW Fred Doug expresara su opinión al respecto.

    Tanto la estatua de Lee en Richmond como la que los nazis defendieron en Charlottesville, VA, actuaron como símbolos apropiados de la versión fraudulenta de la historia de Estados Unidos. Y por una buena razón. América Blanca ha estado tratando de normalizar, justificar, encubrir, minimizar, descartar y ahora olvidar el crimen histórico mundial de la esclavitud africana desde el primer día. Solo mire la virulencia de los conservadores que dicen que se oponen a la “teoría crítica de la raza”, pero simplemente están en contra de la enseñanza del antirracismo. ¿Recuerda la prohibición del programa de Estudios Chicanos del Distrito Escolar Unificado en Tucson? La misma cosa. Nosotros, como país, ni siquiera hemos comenzado a comprender la era de la esclavitud, sin mencionar el genocidio de los nativos americanos, la invasión de México y Filipinas y Hawai y la República Dominicana y Haití y la lista continúa. ¿Por qué algunos ven la reescritura de la historia como una amenaza?

    Trastorno de personalidad del tío Sam

    El eslogan de Juneteenth estará en debate por un tiempo, podemos suponer, con frases como “Día de la Libertad”, “el verdadero Día de la Independencia”, “mi Día de la Independencia” y mi favorito, “Medio-libre desde 1865”. Como festival local de la comunidad negra, no hay mucho en debate. Pero como un nuevo feriado federal que todos los estadounidenses van a celebrar, Juneteenth y su significado podrían desarrollar un trastorno de personalidad grave.

    Eso es.

    Nosotros, en Estados Unidos, nunca hemos estado del todo en la misma página cuando se trata de lo que representamos. “Libertad”, por ejemplo: esta palabra de ocho letras ha sido un gran enigma para los estadounidenses desde los días de antaño, dado que se refiere tanto a la Libertad de poseer esclavos como a la Libertad de no ser retenido como esclavo. Dicho de otra manera, la libertad se refiere a los derechos de tu clase. ¿Cree en la libertad de los trabajadores para controlar sus vidas y las condiciones en las que eligen trabajar? ¿O cree en la libertad de los empleadores para controlar la vida de sus trabajadores y las condiciones en las que deben trabajar sus empleados? Nosotros, en el sindicato IWW, afirmamos que la Libertad se refiere a los derechos de los trabajadores y que la palabra adecuada para los privilegios legales del propietario de la empresa es Esclavitud Asalariada.

    Logotipo del Caucus de los Pueblos Africanos del IWW en las Ciudades Gemelas, MN alrededor de 2018

    El IWW está luchando para acabar con la nueva esclavitud

    ¿Qué significa todo esto para un Sindicato Revolucionario como el IWW? Aunque gigantes como Frederick Douglass, Harriet Tubman y John Brown hicieron su parte para destruir la posesión de esclavos, la esclavitud asalariada sigue reinando. Como alude la acertada frase “Medio-libre desde 1865”, la abolición de la esclavitud, aunque fue una gran conquista, fue reemplazada por masacres, aparcería, linchamientos y segregación racial. La esclavitud asalariada se convirtió en el orden del día, impuesta a través de la violencia.

    La violencia utilizada para imponer la esclavitud asalariada es tan común que apenas reconocemos que está ahí. Pero conviértase en alguien que no se conforme con la explotación moderna, y todo el peso del aparato represivo del estado caerá sobre usted. ¿Somos libres? Parafraseando una cita, “La trabajadora moderna arrastra una cadena invisible detrás de ella por toda la ciudad. Pero tarde o temprano la cadena debe llevarla de regreso a un trabajo miserable, pagando solo el mínimo para mantenerla con vida”. La esclava asalariada moderna, al igual que sus antepasados, apenas puede imaginarse un mundo de verdadera libertad, y mucho menos describírselo a amigas y familiares sin ser ridiculizada.

    Juneteenth nos brinda la oportunidad de celebrar el fin de la esclavitud. Pero, ¿Cuántos siglos deben pasar hasta que podamos celebrar el fin del capitalismo? Mientras la América blanca se enfrenta a su siniestro legado, Juneteenth podría convertirse en el abanderado de la Nueva Sociedad.

    ¡Lucha por la Emancipación! Únase al IWW hoy: redcard.iww.org

    Comments are closed.